tip98-500

Puede parecer un gesto aleccionador y de énfasis, pero cuando se abusa del uso del índice extendido al dirigirse a los demás, se convierte en un gesto agresivo que proyecta desdén a tu interlocutor.

Una mejor opción es alternar con todos los dedos extendidos, usualmente juntos y con un giro neutro de la muñeca.