Es fascinante constatar que con tan solo ver las manos, es posible descifrarle la vida a la gente.

¿Alguna vez has visto que alguien tiene los nudillos de un color rojizo, u oscuro? te explico qué significa:

Durante los años que le dediqué a las artes marciales, una de las cosas que más me llamaba la atención era la evolución de las articulaciones a medida que se endurecían con el entreno.

Y más específicamente las de las manos, nuestros instrumentos más delicados y precisos; sin embargo, el cambio más notorio era en los nudillos de los dedos índice y medio; no solo ganaban volumen sino también la piel cambiaba de constitución.

Para cualquiera es común constatar que alguien entrena sus puños al ver esos dos nudillos rojos u oscuros…

Pero ¿Qué pasa cuando notas que alguien tiene esa característica en sus cuatro nudillos de ambas manos?

Aún más misterioso es que te des cuenta de que la forma de sus manos no se parece en nada a alguien que las use para defenderse.

(O si te ves las manos y te das cuenta de que tus nudillos se ven así)

Esa coloración particular, es un reflejo del funcionamiento de tus órganos. En particular, tu hígado.

Es una reacción a alimentos que te inflaman, combinado con estrés y ansiedad. Puedes sentir que no tienes tanta energía como siempre.

¿Qué pasa si lo observas en otra persona?

En ese caso, es momento de tener empatía doble, pues ya tienes un indicio sobre la temporada por la que está pasando.

El cuerpo es todo un templo lleno de pasadizos secretos, y para mí es un placer guiarte mientras los descubrimos, uno a uno.

Recuerda que aún tienes la oportunidad de inscribirte en mi Doble Certificación en Lenguaje Corporal a 90% de descuento.

No por mucho más tiempo podrás tener acceso a mi programa completo para descifrar los secretos del lenguaje corporal, a ese precio.

El enlace, aquí:

Jesús Enrique Rosas

Puedo escribir toda una historia cuando leo tu lenguaje corporal.

 

Suscríbete a mis tips diarios y descarga mi ebook "100 tips de comunicación no verbal" para descubrir todos los secretos del Lenguaje Corporal y la Persuasión: