Cuando la selección de una simple imagen termina creando polémica

Jesús Enrique Rosas
Por en la categoría Imagen Personal

Revisando imágenes en la web buscando referencias para una guía que publiqué hace poco, encontré una foto tipo “Antes y después” del actor Zack Galifianakis, con la que el portal buscaba ilustrar cómo había mejorado su condición física tras dejar el alcohol y asumiendo un estilo de vida saludable.

Ésta era la imagen:

Antes y después de Zack Galifianakis

A primera vista, obviamente resalta el cambio en su figura, pero… ya que las posturas en cada caso son distintas, ¿Qué te transmite cada una de ellas? Vuelve a darles un vistazo, enmarcadas como originalmente se mostraban en esa página:

La publicación original

La publicación original.

Precisamente en esa guía que publiqué, está la diferencia entre una postura alfa y una beta. En líneas generales, una postura alfa se caracteriza por sacar el pecho, los pies a la anchura de los hombros y el mentón elevado (como la primera de la foto), lo que asociamos con seguridad y vigor. Necesito recordarte que esto aplica a ambos sexos.

En cambio, una postura beta (ligeramente encorvado, pies juntos, brazos o manos cruzados sobre el pecho, vientre o genitales) transmite recelo, poca confianza, estar a la defensiva o incluso sumisión.

¿Qué es lo que noté? Que debido al juego de posturas alfa y beta, en la imagen de antes se le ‘ve’ más presentable y sólido, aún cuando se le ve mucho más saludable ahora.

Quien seleccionó las fotos no tenía idea de lo que estaba haciendo… o de alguna manera no estaba de acuerdo con el cambio del actor; según esta última hipótesis, habrá buscado una imagen “Actual” que no lo muestre tan agraciado, y una “anterior” que destaque.

¿A dónde quiero llegar con todo esto? mira, por el contrario, esta imagen:

Cambio de peso Zack Galifianakis

Este “Antes y después” funciona al contrario: estás percibiendo el resultado mucho mejor de lo que realmente es. Si notas los pómulos, verás que no hay un cambio radical entre ambos estados, pero en la primera imagen tiene una barba tupida que lo hace ver desaliñado (aún cuando la vestimenta es impecable). La iluminación, el corte de cabello, la barba y el ángulo del rostro en la segunda imagen son muchísimo mejores.

Te explico todo esto para demostrarte la importancia que tiene tu postura y tu imagen para modelar la imagen que los demás perciben de tiEn ocasiones puede parecer estresante prestar atención a tantos detalles, pero es necesario para siempre proyectar tu mejor versión.

Claro que en muchos casos (como éste), no podemos controlar las imágenes que publican de nosotros. Seguro que recuerdas ese álbum que tu mamá guarda bajo llave y con gusto quemarías para desaparecerlo de la faz de la tierra 🙂

Un par de imágenes más (¡No olvides comentarlas!)

zach_change2

Por cierto… Zack se peina con la raya hacia el lado izquierdo.

By | 2016-12-13T16:49:14+00:00 Noviembre 10th, 2016|Imagen Personal|

Sobre el autor:

Jesús Enrique Rosas
Director Ejecutivo de La Universidad Corporativa - Fundación Lenguaje Corporal. Escritor, conferencista e investigador, actualmente en Madrid / Santa Cruz de Tenerife. Autor del libro "Lenguaje Corporal en 40 Días". Puedes contactarle en nuestra red.