Como estamos sometidos a un flujo constante de fuertes estímulos, el lenguaje corporal pasa desapercibido la mayor parte del tiempo.

Pero hay un interruptor secreto en lo profundo de tu sistema límbico que puedes activar conscientemente, de esta manera:

Piensa en el lenguaje corporal como si fuera un canal de comunicación.

Imagina que las palabras son un canal azul brillante que se origina en la boca de las personas.

El lenguaje corporal es de un rojo brillante que se origina en su pecho.

Cada vez que alguien habla, se puede «ver» el canal azul oscilando como un analizador de frecuencias.

Por supuesto, si la persona se queda en silencio, el canal azul también se queda inactivo; una línea continua que no se mueve.

Pero, ¿qué crees que ocurre con el canal rojo?

Sí; siempre está enviando señales. Aunque la persona no se mueva, su postura está delatando algunas de sus emociones.

Ése es el interruptor mental para recordarte que tu sistema límbico está constantemente captando esas señales, traduciéndolas a tu «intuición» y enviándolas a tu consciencia.

A menudo se mezclan con el ruido cotidiano, pero si recuerdas la existencia de ese canal «rojo» (O del color que prefieras), volverás a activar el interruptor.

Nota: Es normal que al principio tengas que «encenderlo» varias veces a lo largo del día.

Dale un par de semanas y se quedará encendido permanentemente sin que te des cuenta.

Por supuesto, estarás ocupado captando todas esas señales de lenguaje corporal.

¿Quieres saber qué significa cada una de ellas y cómo revelan las emociones de las demás personas?

Entonces comienza por descargar mis 100+ tips gratis de lenguaje corporal, aquí:

Mucho éxito,

Jesús Enrique Rosas
Puedo escribir toda una historia cuando leo tu lenguaje corporal.

Suscríbete a mis tips diarios y descarga mi ebook "100 tips de comunicación no verbal" para descubrir todos los secretos del Lenguaje Corporal y la Persuasión: