La rabia y frustración en el lenguaje corporal de Donald Trump

  • Rabia Donald Trump

Todo el lenguaje corporal de Donald Trump evidencia que no soporta tener como competencia en la carrera por la presidencia de los Estados Unidos a una mujer – cualquiera que fuera la mujer – y menos si ésta es Hillary Clinton.

Cuando concluyó el tercer y último debate televisivo el pasado 19 de octubre, en el que buena parte de los analistas y encuestas dieron como ganadora a Clinton, Trump expresó con cada uno de sus gestos y movimientos corporales la rabia y frustración que lo invadían en aquel instante.

No ha de ser fácil para un macho alfa como Trump intuir que no le fue bien en un debate tan trascendental y donde el candidato se negó a responder si aceptaría o no el resultado de las elecciones del próximo martes 8 de noviembre, un error de cálculo político que disparó a Clinton en las encuestas y la puso a las puertas de la Casa Blanca.

Una vez el moderador Chris Wallace da por concluido el debate, el magnate muestra su enojo con un fuerte apretón y exhibición de sus dientes (se siente amenazado); empuja su mandíbula hacia adelante y luego la oprime de un lado a otro con fuerza, claros gestos de rabia contenida y profunda frustración.

La Rabia de Donald Trump

donaldtrump002

El enfado del candidato también queda en evidencia cuando aprieta sus labios y estos dibujan una “U” invertida, que a su vez deja entrever algo de tristeza. Sus ojos fijos en un punto indeterminado, más su mandíbula un poco caída demuestran el conflicto interno y su profunda afectación. Tal vez la evaluación que hace en aquel instante de su desempeño durante el debate no le es del todo satisfactoria.

La Rabia de Donald Trump

La Rabia de Donald Trump

Acto seguido, levanta y proyecta su mentón en clara demostración de desafío, de que está dispuesto a continuar dando la pelea; sin embargo, al levantar con intensidad sus cejas permite adivinar el asombro que le produce el momento por el que pasa.

Trump complementa su demostración de enojo, frustración y tensión cuando arranca con su mano izquierda, y dedos fuertemente apretados, una hoja de su libreta de apuntes.

donaldtrump005

donaldtrump006

[Puedes ver el video de ejemplo a continuación:]

Cuando Hillary Clinton toma la iniciativa de salir de su atril para ir a saludar al moderador del debate, Trump se niega a mirarla en todo momento: poco antes de pasar frente a él Trump baja su mirada (quiere aislarse del momento); cuando cree que la candidata ya cruzó eleva de nuevo la mirada, pero girándola hacia su izquierda, entonces se da cuenta que aún la oponente está en su campo visual y baja de nuevo los párpados; se exige en ese instante tener su vista siempre lejos de donde pueda observar a Clinton.

La rabia de donald trump

La rabia de donald trump

La rabia de donald trump

La rabia de donald trump

¿Serán estas reacciones y comportamiento, el lenguaje No Verbal de Donal Trump, producto de la misoginia de la cual muchos lo señalan? ¿Víctima de su propio invento, condenará al Partido Republicano a perder por tercera vez consecutiva la Casa Blanca? Estos interrogantes los despejarán los votantes norteamericanos este 8 de noviembre.

By | 2017-01-28T18:00:39+00:00 Octubre 28th, 2016|Lenguaje Corporal|

Sobre el autor:

Feliciano Giraldo Ortiz
Feliciano Giraldo Ortiz es especialista en comunicaciones estratégicas organizacionales. Certificado Internacional en Kinesics Coaching, asociado a lenguajecorporal.org. Puedes contactarle en nuestra red.