Los cinco pasos críticos que debes aplicar cada vez que fracasas:

  • Lo más importante que debes hacer cada vez que fracasas
Christoph Geiringer
Por en la categoría Emprendimiento

La vida es un vaivén perpetuo entre éxitos y fracasos – algunas veces separados por escasas horas.

No debes rendirte solo porque has visto demasiados fracasos o has visto a demasiadas personas fallar en proyectos similares al tuyo. El fracaso puede ser el mejor maestro a la hora de entender tu verdadero propósito, y cómo llegar a él. Cada vez que te levantas, una y otra vez, tu mente se hace más fuerte.

En el libro “Adaptarse: Por qué el éxito siempre comienza con fracasos“, Tim Harford dice que…

El fracaso nunca es una señal de incompetencia; es solo un experimento que ha salido mal. Si no tienes la disposición para fracasar, tampoco la tendrás para crecer.

Lo más importante es que no permitas que esos experimentos fallidos se metan en tu cabeza y se queden allí; sé que se siente terrible, pero si te detienes en ese sentimiento no vas a resolver nada.

No puedo endulzarlo: fracasar se siente de la mierda.

Pero con cada traspié siempre estarás un paso más adelante de todos los que ni siquiera se han animado a intentarlo la primera vez.

¿Cuál es el secreto? no hay ninguno. Solo te queda seguir adelante, y poner en práctica estos tips:

 

1. Mantén una mentalidad flexible


 

Que debes hacer cuando fracasas

Puede ocurrir que estés aferrándote a un plan para alcanzar un objetivo, y la cosas no vayan como lo pensabas; entonces te sientes terrible y las cosas pueden ir peor de lo que realmente podría haber pasado. Pero si tienes una mentalidad flexible y piensas, “Puede que las cosas no vayan como planeé… pero las cosas siempre cambian, así que es mejor adaptarme”, entonces el salirte de curso será solo una eventualidad y no un desastre total.

> Recuerda que siempre hay más de una manera de llegar cualquier objetivo.

El fracaso es una de las mejores retroalimentaciones que puedes obtener; antes de fracasar, tenías optimismo en tus planes… pero también cierta incertidumbre. Fallar te indica los errores de ese primer plan, y nada te impide crear uno nuevo, más eficiente, tomando en cuenta la experiencia anterior.

Y es que ¡Ahora sabes algo que no sabías antes! Sigue aprendiendo, es lo único que necesitas.

 

2. Pide ayuda


Que debes hacer cuando fracasas

Nadie es capaz de navegar por la vida totalmente solo; cuando comiences a perder la esperanza (y va a ocurrir en algún momento), tendrás que buscar inspiración y ayuda en otras personas.

>¿Cuántas veces te ha pasado que estás estancado en un problema, y solo por comentarlo se te ocurre la solución, casi por arte de magia?

Y ni hablar cuando una persona te da una recomendación que bien sabes que es la solución más lógica (porque ya se te había ocurrido), pero te hacía falta que alguien te la indicara para dar el paso. No creas que es indecisión; es simplemente una condición muy humana.

Recuerda también que nunca es tarde para pedir ayuda.

 

3. Recuérdate por qué es tan importante.


Que debes hacer cuando fracasas

Ese proyecto en el que has fallado tiene una razón de ser. La vía más fácil es abandonarlo a la primera, segunda o tercera contrariedad, pero esa primera intención que te llevó a iniciarlo es lo que debe recordarte por qué es importante para ti.

Puede que las razones hayan sido egoístas o altruistas; no importa. Lo que importa es que recuerdes ese primer empuje a la acción, por qué lo tomaste y sobre todo cómo te sentiste cuando estabas iniciándote en esta nueva empresa.

Tu meta debe ser siempre el progreso y no la perfección; pues todo lo que parece el pináculo, siempre podrá ser llevado un paso más allá.

 

4. Tómate tu tiempo para recuperarte y volver a comenzar


Que debes hacer cuando fracasas

El fracaso no debería impedirte probar cosas nuevas; más aún, del fracaso surges más fuerte y con una mejor visión de proyecto.

>(No por eso el fracaso se soporta mejor, ¿Verdad?)

Debes tomarte un tiempo. ¿Cuánto?, uno o dos días deberían ser suficientes; con tal que tengas tiempo de reflexionar sobre tus acciones e incluir un par de ciclos de sueño para reponer tu mente, debería ser suficiente.

Se dice que los fracasos y los éxitos deben tomarse exactamente igual: Ninguno de los dos es permanente. Pero si son tan parecidos… y es común que después de un éxito alcanzado te tomes al menos un fin de semana como premio, ¿Por qué no tomártelo también después de fallar?

(No como premio, sino para preparar tu nueva estrategia).

 

5. Recuerda siempre que tienes más de una oportunidad para crear la vida que quieres.


Que debes hacer cuando fracasas

Siempre tendrás una nueva oportunidad; de eso, no tengas duda. Lo peor que puede pasar es que creas que tus errores son definitivos o producto de condiciones intrínsecas (Quién eres, de dónde vienes, cómo te criaron). Nada de eso importa, en realidad. Tú debes ser tu propio agente de cambio, y absolutamente nadie tiene una vida sin obstáculos.

Más bien ¡Agradece que los tienes!, pues ellos te impulsan a ser cada vez más rápido, más fuerte, más veloz y con una mente más clara y resistente.

Si realmente quieres tener éxito en la vida, tienes que hacer algo único e increíble. Y si nadie más lo ha hecho, no existe un manual a prueba de errores. Una cadena de fracasos e intentos sinceros, será el mejor mapa para llegar a esa cima.

¿Consideras que necesitas orientación profesional para alcanzar tus metas? no dudes consultar nuestro directorio de especialistas.

2017-04-24T12:11:13+00:00

Sobre el autor:

Christoph Geiringer
Antropólogo. Coordinador de Investigación y Desarrollo de la Fundación Lenguaje Corporal.