Luego de una muy reñida segunda vuelta electoral, el partido de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) se hizo con la presidencia del Perú. Como era de esperarse, su contrincante Keiko Fujimori convocó una rueda de prensa para aceptar los resultados difundidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), y enviar un mensaje conciliador a su país. Durante los casi 7 minutos que duró su alocución, podemos evidenciar como sus gestos y lenguaje corporal se alejan por mucho del contenido “semántico lingüístico” de sus palabras.

El primer momento de nuestro análisis se da en el segundo 09, cuando Keiko dice que “aceptamos democráticamente”, hace una pausa y luego concluye “estos resultados de la ONPE”. Al revisar la secuencia de sus gestos, vemos como al instante de decir “aceptamos” (rostro 3), baja la parte interna de sus cejas (AU4), mientras que su labio superior se eleva (AU10) mostrando su dentadura. Todas estas señales nos indican que Keiko está conteniendo su rabia.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

Seguidamente, cuando la candidata complementa su idea diciendo que “acepta los resultados porque son una organización política seria y por respeto al pueblo peruano” (segundo 22), lo hace elevando su mentón en clara señal de arrogancia. Con este gesto, Keiko desafía a los que se oponen a ella y a lo que ella representa. Adicionalmente, podemos destacar como el lado izquierdo de su rostro, desdibuja una modesta sonrisa asimétrica L12B+L7B en señal de desprecio.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

Más adelante, cuando menciona que el país estuvo sometido a una campaña de enfrentamientos que “logró despertar odios y fanatismos…sentimientos que resienten la democracia” (minuto 1:05), Keiko nos brinda esta expresión asimétrica de tristeza (R15C), lo que nos habla de su frustración.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

Una vez que Fujimori ha finalizado sus reflexiones sobre sus adversarios y la manera tan cuestionable como manejaron la campaña electoral, Keiko retoma su discurso con un tono mucho más positivo. Al referirse a las actividades de su propio partido, la candidata nos dice que “logramos seguir con alegría nuestra campaña”. A pesar de su “optimismo”, vemos que Fujimori nos regala una sonrisa falsa, toda vez que se evidencia que ni las comisuras de sus labios ni sus parpados inferiores se elevan, mientras sus mejillas permanecen en reposo. Como corolario de lo anterior, podemos notar como al terminar su idea, su rostro (imagen 4) se convierte en una copia al carbón a la imagen del párrafo anterior. Keiko nos muestra entonces sus verdaderos sentimientos.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

Al hacer específica referencia a la ONPE (minuto 1:32), Fujimori nos muestra esta expresión de rabia (AU4+AU5+AU7+AU24). Sin duda alguna, el organismo le genera aprensión y contrariedad.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

A partir del minuto 2:39, Keiko nos explica que su partido defenderá los intereses del pueblo “contra los lobbies y el poder de las grandes empresas”, resaltando luego el tener “la convicción y la fuerza para hacerlo”. En aras de lograr la aprobación de sus partidarios, podemos observar como Keiko mueve su cabeza levemente hacia adelante (M57), afirma (M85) y sonríe (imágenes 1 y 2). Lo irónico de esto, es que al momento de dar este último mensaje (minuto 2:59), la representante de Fuerza Popular concluye su idea con un rostro nada convincente (imagen 3).

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

Posteriormente, cuando Fujimori señala que piensa quedarse en el país “con este gran equipo” (minuto 3:32), la representante de Fuerza Popular hace un movimiento previo de negación (M60). Esta falta de sincronía entre el gesto y su discurso nos dice que Fujimori no está siendo sincera.

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

A partir del minuto 5:20, Keiko resalta que no puede terminar sus palabras “sin darle las gracias a cada uno de los peruanos que confiaron en mí” (imágenes 1 y 2), a la vez que reconoce la labor de “los partidarios de Fuerza Popular, que trabajaron y se fajaron” (imagen 3). Lo interesante de estas expresiones es que, en el primer caso, Keiko acompaña su discurso con sonrisas completamente falsas, mientras que, en la tercera imagen, Fujimori nos muestra nuevamente su rabia contenida (pareciera que no está nada satisfecha con la labor de sus partidarios). Con base a estas consideraciones, ¿crees que sus agradecimientos son sinceros?

Keiko Fujimori Acepta su Derrota

 

En definitiva, el lenguaje corporal y las microexpresiones de Keiko Fujimori nos hablan de una profunda frustración. Interesante por demás, el comentario de Keiko al minuto 5:04 del video cuando le desea mucha suerte al Sr. Kuczynski. Aun cuando reconoce los resultados electorales, no lo acepta como su presidente.

Suscríbete a mis tips diarios y descarga mi ebook "100 tips de comunicación no verbal" para descubrir todos los secretos del Lenguaje Corporal y la Persuasión: