Todo el mundo merece la oportunidad de demostrar de lo que es capaz.

El problema es que a menudo sobreestimamos la preparación que necesitamos para aprovecharla.

El insólito debut como director de Joseph Kosinski es una gran manera de ilustrar esto:

¿Recuerdas la película «Tron: El Legado»?

Fue una de las secuelas más esperadas de la historia del cine.

Estaba destinada a generar más películas, una serie animada y toneladas de artículos promocionales.

Ah, y tenía un presupuesto de 170 millones.

…y fue dirigida por un tipo con CERO experiencia en cine.

Déjame dejar esto absolutamente claro: Joseph Kosinski, el director de la película, quien estuvo a cargo de ese montón de dinero y un proceso de producción alucinante, había hecho CERO películas previas a ésta.

Para ser justos, se había forjado un nombre en la industria de los videos publicitarios con su ojo artístico.

Pero puedes imaginar que dirigir una producción de un minuto y un monstruo de Hollywood son dos ligas totalmente diferentes.

Entonces, ¿qué hizo?

¿Era el hijo de alguien?

¿Extorsionó a algún jefe de estudio con fotos privadas?

De hecho, fueron dos factores. El primero fue la oportunidad.

Un pez gordo de Disney buscaba un director con una visión para la secuela de Tron. Entonces, por pura casualidad, escuchó que este tipo hacía unos anuncios alucinantes.

Al conocer a Kosinski, quedó efectivamente hipnotizado por su habilidad artística.

Pero la falta de experiencia en el cine lo descartaba por completo.

Aún así, uno de sus trabajos sobresalía entre los otros.

Un concepto para el «iPod del futuro», que Kosinski había hecho por su cuenta; lo había hecho por el puro placer de presentar su visión.

Eso impresionó a todos en Disney.

Decidieron dejarlo hacer un ‘teaser’ de 3 minutos para la película.

Todos en el estudio se quedaron atónitos al ver el resultado. Pero aún así, no era suficiente para dar luz verde al director novato.

La prueba final fue mostrar el teaser en la Comic-Con; instantáneamente, la reacción del público se extendió por todo el tejido de la cultura pop a nivel mundial. Los fans enloquecieron.

La suerte estaba echada. Kosinski estaba dentro.

Independientemente de lo divisiva que fue «Tron:El Legado» al final, lo que quiero que te des cuenta es que Kosinski tuvo una oportunidad de oro por una sola razón:

Ya tenía un portafolio que hablaba por él.

No eran sus credenciales, estudios o títulos.

Era lo que había creado.

Este es un gran cambio de paradigma que estamos viviendo.

El éxito va a ser menos acerca de tus credenciales, o incluso de tus años de experiencia, si no hay nada que hayas CREADO para demostrarlo.

Así que deja de pensar que no estás listo y empieza a CREAR algo. Itera. Progresa. Crece.

Por supuesto, en algún momento necesitarás habilidades de persuasión para «empujar» a la gente en la dirección correcta.

Primero creas, mientras formas una red de contactos… y luego persuades con carisma y confianza.

Déjame ayudarte con esa última parte. Solo tienes que descargar mi ebook de tips en este enlace:

http://eepurl.com/doaIvr

¡Mucho éxito!

Jesús Enrique Rosas

Puedo escribir toda una historia cuando leo tu lenguaje corporal.

Suscríbete a mis tips diarios y descarga mi ebook "100 tips de comunicación no verbal" para descubrir todos los secretos del Lenguaje Corporal y la Persuasión: