En el debate de Kennedy y Nixon nació el marketing político

En el debate de Kennedy y Nixon nació el marketing político

  • Debate Kennedy Nixon, marketing político y comunicación

 

 

 

El pasado septiembre se cumplieron 50 años de uno de los acontecimientos más resaltantes en la comunicación política moderna: el primer debate televisado, en el cual participaron los candidatos norteamericanos John F. Kennedy y Richard Nixon.

El resultado le proporcionó a Kennedy la ventaja que necesitaba para alcanzar la Presidencia de Estados Unidos, aún cuando Nixon era un político con más experiencia (incluso había logrado doblegar a Nikita Kruschev en un debate anterior). ¿Qué hizo la diferencia para Kennedy? Por supuesto, su uso de la comunicación no verbal.

En primer lugar, si analizamos la apariencia de ambos, vemos que Kennedy optó por un traje oscuro, cuyo contraste contra el fondo claro del escenario le hacía ver más poderoso frente al traje gris de Nixon.  Este último se estaba recuperando de una lesión en la rodilla, había perdido peso, estaba agotado por la campaña presidencial y se negó a usar maquillaje.  ¡Incluso no se afeitó!  Su apariencia descuidada y su expresión facial “amargada” lo hacían ver taciturno y retraído, cuando menos.

JFK se mostró seguro y potente en su discurso, e inclusive usó un arma muy efectiva en contra de Nixon: se sentó de la manera corecta.  Sus asesores le habían advertido que sentarse con las piernas cómodamente cruzadas lo harían ver más seguro y tranquilo, mientras que su oponente se veía tenso con ambos pies pegados al piso, las rodillas juntas y una mano sobre el muslo.

El famoso “bronceado” de Kennedy no fue premeditado, pues fue producto de revisar sus notas preparativas del debate en la azotea del hotel, expuesto al sol.  El maquillaje simplemente complementaría el color natural, dándole una apariencia más joven y saludable.

Con sólo ver los primeros tres minutos del siguiente vídeo ya pueden corroborar las teorías de los expertos:

Habrán notado también que Kennedy se esforzaba por mantener contacto visual con Nixon cuando éste hablaba, lo cual le sumó unos puntos más.  Ahora, imagínense que estas características fueron tan decisivas hace 50 años.  ¿Qué decir ahora, que tenemos internet y videos en alta definición?  la audiencia del mencionado debate fueron 80 millones de personas; en la actualidad no es difícil contar con 800 millones conectados a la vez.  ¿Qué tan importante será cuidar nuestra imagen pública y nuestro lenguaje corporal en esos momentos? ¡Espero tus comentatrios!

Por | 2014-09-19T14:24:45+00:00 Octubre 26th, 2010|Imagen Personal|7 Comentarios

About the autor:

Comunicadora digital especialista en marca personal, supervisora de contenidos para lenguajecorporal.org. Devoradora de libros como pasión, cinéfila por convicción. Tutora en nuestro Campus Virtual. Puedes contactarle en nuestra red.
  • mariussuriam

    un dato de interes es que los que oyeron el debate en radio dieron ganador a nixon ylos que lo vieron en tv dieron ganador a kennedy….

  • Enrique Sardon Manrique

    Buenísimo… vi el video de el debate y se nota en un momento la diferencia entra las postura de uno y otro, gracias por a nota

  • AnonymousSV

    ¡PLAGIO! Antier, en el periódico salvadoreño El Diario de Hoy, uno de sus colaboradores, René Mario Figueroa, se adjudicó parte de esta nota como suya. Cometió la bajeza del “copy-paste” sin utilizar comillas ni citar a la fuente: http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_opinion.asp?idCat=50839&idArt=6744093 Una mezcla de vergüenza con lástima…

  • El que Kennedy escuchase atentamente a Nixon, demuestra que si es capaz de hacerlo con su oponente más acérrimo, es capaz de hacerlo con cualquiera. Punto positivo.

  • Jorge Medina

    Pensé que si en un debate miras atentamente a tu contrincante cuando está hablando, y peor aún, muestras que te ha puesto a pensar, lo estás fortaleciendo porque estás dando credibilidad y simpatía a lo que él dice.

    Sin embargo, eso es una deducción que yo la saqué personalmente. Pero me sorprende que tú dices todo lo contrario: que el esfuerzo de Kennedy por establecer contacto visual con Nixon le sumó puntos al primero.

    La única forma de conciciliar lo que tú dices, en mi mente sería, que Kennedy no parecía a la defensiva con esa actitud sino que más relajado y más seguro al no tener que huirle la mirada Nixon.

    Me gustaría saber mi opinión.

    Saludos!

  • jhon jaime

    De grata recordación ese video sobre estos importantes hombres de política, ambos presidentes de los E.E.U.U. Bueno que hayan dejado esa enseñanza de los que es la comunicación no verbal que hoy se aplica en todos los escenarios públicos.

  • Julio Mora

    Extraordinario articuo, al cual podemos aplicarle analogias en la actualidad. Exitos y felicitaciones