El por qué te cuesta tanto terminar una relación que te perjudica

Jesús Enrique Rosas
Por en la categoría Parejas

Pasa con demasiada frecuencia: cualquiera de nosotros puede caer en una relación tóxica o perjudicial, y aún así mantenerla por muchos años sin lógica o justificación convincente.

Es posible que te cueste notar las señales que te indican cuándo debes terminar con tu pareja. Pero es mucho más preocupante cuando sabes a ciencia cierta que la relación no te conviene, y aún así continúas.

Es parte de nuestra actitud: un sesgo cognitivo.

Paradójicamente, la parte de nuestra programación hacia la supervivencia que nos impulsa a perseverar cuando hemos puesto mucho empeño en algo, también puede amarrarnos a una situación indeseada.

Por ejemplo, cuando vas a ver una película y a la mitad juzgas que es realmente mala; lo más probable es que te digas “Total, ya pagué la entrada, así que mejor termino de verla… quién sabe si mejora después”. (Me pasó con los Cuatro Fantásticos).

Y películas que debieron ser geniales, definitivamente no lo son.

Otro ejemplo es invertir tiempo y dinero en un negocio; un año después notas que no has despegado y peor aún, estás en un pozo de deudas. “No puedo detenerme ahora… perdería todo lo que le he dedicado”.

Esta es la Falacia del Costo Irrecuperable, que investigadores de la Universidad de Minho en Portugal mencionan en esta publicación para justificar tu actitud irracional en esas circunstancias.

Este sesgo es parte de lo que te permite mantenerte a flote en la adversidad… pero también te puede amarrar a una relación indeseable.

“Llevo cinco años con esta persona… he entregado tanto… no es el momento de rendirme”.

¿Te suena?

La inversión crítica: tu tiempo

Una relación requiere de paciencia, esfuerzo y también dinero; pero el activo más importante que puedes dedicarle es el tiempo. En esta investigación se confirma que en la medida en que la relación dura más, las personas están más dispuestas a alargarla aún a pesar de las circunstancias adversas y sin perspectivas de una solución o mejoría.

Un buen comienzo para corregir el rumbo sería tener una conversación directa y sincera. De hecho, si uno de los dos se muestra reacio a tenerla ya de por sí es una muy mala señal.

En resumen, si ya no quieres estar con tu pareja, has identificado el por qué, lo han hablado y no hay mejoría, debes tomar una decisión que sea beneficiosa para ti.

Actualmente estoy escribiendo un libro sobre conductas y actitudes irracionales y el por qué actuamos así con tanta frecuencia; para ser entre los primeros en saber cuando esté listo, solo tienes que suscribirte a nuestras actualizaciones semanales. Si tienes cualquier opinión o pregunta, no dejes de hacerla en los comentarios. ¡Gracias!

2016-12-26T11:16:58+00:00

Sobre el autor:

Jesús Enrique Rosas
Director Ejecutivo de La Universidad Corporativa - Fundación Lenguaje Corporal. Escritor, conferencista e investigador, actualmente en Madrid. Autor del libro "Lenguaje Corporal en 40 Días". Contáctale en nuestra Red.
  • Andrea

    Hola!

    Hace tres años que comencé una relación con un hombre mayor que yo. Aproximadamente año y medio atrás nos casamos, y aunque yo no me diera cuenta entonces, creo que me equivoqué. Él es lo contrario a mi en muchas cosas (yo soy trabajadora, ahorradora, familiar y cariñosa, y él todo lo contrario). Me daría pena acabar la relación sin haber apenas intentado cambiarle, pero creo que es imposible y no me veo con muchas más ganas de intentarlo (no discutimos porque él es demasiado pasota y no le importa lo que diga, pero cada vez le soporto menos).

    ¿Podría darme alguna recomendación, por favor?

    Muchas gracias!

  • Gracias Sheigon, ¡Saludos!

  • Sheigon Sheffield

    Me ha encantado el post!