Los valores son extremadamente importantes.

Si no defines tus propios valores, te arriesgas a vivir con los equivocados.

Peor aún: juntarte con personas con valores totalmente diferentes y no alineados con los tuyos, puede descarrilarte a lo grande.

Ejemplo: No hay nada de malo en anhelar riqueza y poder.

Alguien tiene que hacer las cosas ‘grandes’, ¿no?

Pero tal vez te criaron con el concepto de que esos no son valores, sino pecados.

Así que terminas juntándote con gente cuyos valores tienen un «alto estatus» en la mente de la sociedad.

Por ejemplo: La espiritualidad.

No es que la espiritualidad (o el poder) sean valores «malos» o «buenos».

La gente puede ser rica y humilde al mismo tiempo, por ejemplo.

Pero si no te «escuchas a ti mismo» y defines los valores que son únicos para ti, estás propiciando una vida llena de frustraciones.

Algunas personas valoran los logros. Otras valoran el ocio.

Algunos valoran el crecimiento, otras el altruismo.

Algunos quieren gobernar el mundo y otros quieren curar heridas.

Ningún valor es bueno o malo… mientras sea tuyo, lo reconozcas y vivas tu vida de acuerdo con él.

No sirve de nada una vida vivida en la miseria porque pensabas que tenías que vivir con valores «altos» o «buenos».

Muchos empresarios famosos eran perfectos imbéciles, pero crearon productos que hicieron nuestra vida más fácil y placentera.

Aceptaron sus valores a pesar de los titulares.

No creas que la vida te va a recompensar por elegir valores «buenos» y perseguirlos… aunque te hagan sentir miserable.

De hecho, a nadie debería importarle tampoco si identificas y vives según tus propios valores.

Pero, ¿qué opción suena mejor?

Un paso fundamental para conocerte a ti mismo y a tus valores es ser consciente de tu propio Lenguaje Corporal en todo momento.

Así entenderás la forma en que reaccionas ante ciertos acontecimientos.

Para ayudarte en ese descubrimiento, descarga mis consejos gratuitos aquí:

Mucho éxito,

Jesús Enrique Rosas

Puedo escribir toda una historia cuando leo tu lenguaje corporal.

Suscríbete a mis tips diarios y descarga mi ebook "100 tips de comunicación no verbal" para descubrir todos los secretos del Lenguaje Corporal y la Persuasión: