Hay un hombre en el que estoy realmente interesada, pero también hay un montón de mujeres tratando de llamar su atención. ¿Cómo puedo hacer para resaltar entre la multitud?

No soy fea… pero tampoco creo que sea la mujer más atractiva de la fiesta. Creo que me puedo ver realmente bien, cuando me esfuerzo; no tengo problemas con los hombres en general, pero realmente quiero estar con este hombre en particular, y como hay una fuerte competencia, quiero saber cómo enamorarlo y cómo ser el centro de su interés.

¿Qué puedo hacer?

De acuerdo; voy a darte la guía básica de cómo enamorar a un hombre, pero voy a tener que dividirla en unas cuantas secciones y hacer una pequeña aclaratoria al principio.

¿Cómo enamorar a un hombre?

Primero que nada, quiero dejar bien en claro que mi única intención al hacer esta guía es enseñarte a enamorar a un hombre de la manera en que funcionaría en la vida real.

Para ello, necesitaré ser crudo y directo, y no podré detenerme si estoy hiriendo la sensibilidad de algunas (espero que la tuya no, especialmente).

Sólo ten la certeza de que mi objetivo aquí es ayudarte a alcanzar los resultados que quieres.

Empecemos.

1.Tu éxito en la seducción depende, principalmente, de tu mentalidad.

 

Prometo guiarte paso a paso, sin compromisos y sin interrupciones, a través del proceso de todo lo que debes hacer, pero será totalmente inútil si tu mentalidad no es la correcta.

Te doy un ejemplo: ¿Alguna vez has estado cerca de alguien que trataba desesperadamente de ser gracioso… y lo único que te hacía sentir era una fuerte necesidad?

De igual modo, estoy seguro de que habrás compartido con otras personas que ni les importaba ser graciosas o no… y terminaron siendo naturalmente encantadoras, así que sentías que te reías fácilmente en su compañía.

La seducción, el cual es tu primer paso para enamorar a un hombre, es similar; si estás ansiosa de que lo que haces “funcione”, terminarás avergonzándote al hacerte pasar por una muy falsa femme fatale.

Pero… en el momento que comprendas cómo piensa realmente una mujer así, cómo ve el mundo y cómo es su filosofía en general, es probable que puedas seducir a otros sólo con tu mentalidad.

Y si esa mentalidad la combinas con otras características que estoy a punto de mencionar… entonces serás una fuerza indetenible.

2.¿Por qué quieres enamorar a este hombre en particular?

Para empezar, necesitas establecer cuál es tu objetivo aquí. ¿Es tu meta salir con él de manera casual? ¿O quieres llegar hasta el final y enamorarlo? ¿Quieres que se vuelva loco por ti y que no deje de pensarte?

¿Quieres que sueñe con una relación contigo y nadie más?

¿Quieres salir de la friendzone?

Quizás cuando comenzaste a leer esta página no comprendías que los objetivos de cada mujer pueden ser muy, muy variados; pero aquí los que más importan son los tuyos, y ¿Quién mejor que tú para definirlos?

El hecho de que quieras seducirlo como un medio para conseguir lo que quieres, está bien (¿A quién no le gusta que lo seduzcan…?), pero es importante para ti estar clara del por qué.


Ésta es una clave fundamental de la conquista exitosa, y así garantizar que al final te sientas bien contigo misma.


Por ejemplo, quizá simplemente quieres meter a un hombre en tu cama; pero la razón principal es que no te sientes atractiva, y el alcanzar esa meta, el seducirlo para que te haga lo que tú quieras, es demostrarte lo contrario; es alimentar tu autoestima.

…O quizá quieres enamorar a un hombre en particular y que te persiga para sentirte codiciada (porque no sientes en absoluto que te mereces ese adjetivo). Y así…

El punto es, si quieres enamorar a un hombre sólo para sentirte mejor contigo misma, entonces estás en una clara desventaja.

¿Por qué? Bueno, para empezar… ¿Te imaginas si fallas?

Cada paso que des, sentirás que tu autoestima entera está en riesgo, luchando por sobrevivir. Literalmente no existe manera de que puedas seducir a un hombre efectivamente con esa presión encima, lo que nos lleva al punto más importante para tener éxito al enamorar a un hombre:

Que no te importe cómo salen las cosas.

La pieza más importante del rompecabezas de la seducción es divertirte en todo momento sin estar demasiado pendiente de cómo resulta.

Ésta es una versión radicalmente distinta de muchas mujeres quienes se fijan en un hombre hasta el punto de obsesionarse con él y soñar algún tipo de futuro juntos (Para luego desvariar entre un optimismo infundado y un atemorizante pesimismo de que las cosas no serán ni remotamente tan buenas).

Si de verdad quieres enamorar a un hombre, debes entender que comportarte de esa manera destruirá todas las posibilidades de lograrlo. No puedo hacer demasiado énfasis en este punto:


Debes aceptar plenamente que vas a divertirte y que no debes estresarte por nada de lo que pase.


Evita soñar con un futuro que quieras hacer realidad. No debes obsesionarte sobre lo que él hace o deja de hacer; puedes observar su comportamiento pero no analizarlo de más, y por sobre todas las cosas no porque estés con él necesariamente vas a sentirte más feliz, completa como mujer o con una vida mejor de la que tienes ahora.

Simplemente te divertirás y disfrutarás los momentos que pases con él.

Si esto te suena radicalmente distinto de la manera como usualmente te sientes y actúas con los hombres, pues son excelentes noticias: tienes la afortunada oportunidad de deshacerte de un montón de hábitos dolorosos e innecesarios y reemplazarlos con uno solo:

Estar bien contigo misma.

3.Una mujer seductora se siente bien consigo misma.

Una mujer seductora no está buscando sentirse bien por que esté con otra persona, ni siquiera porque esa persona sea especial para ella. En ese estado te das cuenta que estás “bien” con todo lo que está a tu alrededor. Todo lo que ha pasado en tu vida, y todo lo que está pasando justo ahora:

Estás bien – y en Paz – con todo.

No hay drama, no te haces la víctima y no hay cabos sueltos… aún cuando las cosas no salen como las habías planeado, aún cuando ocurran situaciones que te afecten… sabes que estarás bien y te sentirás así.

No estoy diciendo que te conviertas en una robot sin emociones; a lo que me refiero es que en medio de  la adversidad, nunca pierdes tu actitud de bienestar. Puede que te sientas triste en un momento dado, y aún así saber que lograrás arreglar las cosas… incluso si llegas a morirte de la rabia por algo.


Cuando aprendes a vivir de esta manera, te das cuenta de que cualquier cambio de humor fluye con relativa facilidad.


En vez de caer profundamente en una emoción negativa, simplemente enfocas tu atención en tu “estar bien”, y al considerar tu vida como un gran cúmulo de acontecimientos a lo largo de muchos años, lo que ahora te preocupa… no es tan grave después de todo.

Es preocupante darse cuenta de que la mayoría de las personas, hombres y mujeres, se pasan la vida creyendo que tienen un problema (o múltiples problemas), e invierten todo su tiempo y atención buscando soluciones a los conflictos que ellos mismos se han creado.

Sin darse cuenta, se absorben dentro de sí mismos y no son capaces de disfrutar su momento presente, ese instante de vida en el que existimos. Cada aspecto de su vida se vuelve “un medio para llegar a un fin”, en la búsqueda de la solución al próximo problema.

Ese estado mental es lo opuesto a la seducción. Para poder enamorar a un hombre debes sentirte bien, feliz y en paz con tu vida; es la única manea de dedicarle atención al proceso de conquista. Aún más, manejarás mucho mejor el estrés cotidiano y así podrás desarrollar esa energía que es tan atractiva, tanto en hombres como en mujeres.

Lo que me lleva al punto más importante para mantenerte libre de estrés mientras lo enamoras:

4.Mantén la puerta abierta a varias opciones (No pongas todos tus huevos en una sola canasta)

Si te limitas a pensar en un solo hombre, prepárate para un montón de estrés. Por otra parte, si tienes más de una opción disponible, entonces se te hará más fácil mantenerte serena sin importar lo que ocurra con tus avances hacia ese hombre en particular.

Por supuesto, esto sólo aplica si no te has comprometido en una relación exclusiva. Hasta entonces, es de tu mayor interés mantener varias opciones.

Esto te sirve para varios propósitos, muy importantes:

  • Previene que vayas a obsesionarte con un hombre en particular, que es lo peor que te puede pasar.
  • Te recuerda que tienes varios aspirantes y que no necesitas estar con alguien que no cumple con todas tus expectativas.
  • El estará consciente de que si quiere una relación exclusiva contigo, tendrá que expresarlo claramente (Y él sabrá que tiene que hacerlo sin que tengas que decirle absolutamente nada).
  • Si estás buscando estar en una relación, no tendrás que estar a merced de que “alguno llegará”. En vez de eso, estarás en posición de escoger, y será cuestión de tiempo hasta que alguno de tus “deseables” te quiera para él solo, y el esfuerzo que eso requiere.
  • Mantiene un equilibrio justo entre ambos; si tú gustas de él, lo más probable es que otras mujeres también lo deseen; y él (como cualquier otra persona en esa situación), va a escoger la opción que le parezca mejor.

Allí es el momento de pasar al siguiente punto…

5.¿Qué tan sexy eres tú, y qué tan sexy es él?

Tengo que ser absolutamente franco en este punto.

Mientras más deseable es un hombre, mayor esfuerzo tienes que dedicarle para poder destacar entre la multitud.

¿Acaso no actuarías tú de la misma manera? mientras más opciones tienes, más exigente serás, y son menos los detalles que vas a soportar… Y si no tienes muchas opciones, es muy probable que te conformes con menos de lo que quieres y aguantar algunas actitudes y situaciones que quizá no sean de tu agrado.

Así que, mientras más sexy sea el hombre con quien quieres estar, más sexy tendrás que ser (y en todas las facetas necesarias).

6.Tienes que representar la expresión correcta de sensualidad.

Es el momento de decirte algo que va a sonar muy crudo y puede que no te guste: Existen dos tipos de sensualidad; lo que se les dice a las mujeres que es sexy, y lo que es verdaderamente sexy para los hombres.

Tengo que decírtelo; hice una pequeña investigación antes de escribir este artículo, y en 9 de cada 10 de las fuentes que revisaba, las recomendaciones para ser sexy iban de fatales a terribles. ¡Y quiero decir infames!

La mayoría de las recomendaciones lo único que conseguirán es que él se sienta mal por ti.

Para añadir aún más fuego a la confusión, existen centenares de revistas, programas de televisión y películas que insisten en decirte qué es ser “sexy”, pero el mensaje que te están enviando no le inspira absolutamente nada sexual o seductor a un hombre.

Simplemente se dedican a venderte productos y servicios innecesarios… pero no te van a ayudar ni un poco para enamorarlo.

De hecho, si has estado buscando información en la TV o en el cine sobre cómo ser seductora, es seguro asumir que te han confundido de muchas maneras; sólo espero que te des cuenta en este momento de esa desinformación constante que se empeña en eliminar las habilidades correctas que debías desarrollar desde un principio.

Y para empezar…

7.Sé la versión más sensual de ti misma.

De nuevo es momento de ser crudo; Es de vital importancia que aprendas a comer correctamente y ejercitarte a diario para mantenerte en forma. Ni creas que debes parecer una modelo de revista (de las que la mayoría no atraen realmente a los hombres), sino entender que estar en forma y saludable es sexy.

Mantener tu cabello y maquillarte correctamente también es esencial para enamorar a un hombre. De nuevo, ignora todo lo que has aprendido de revistas y shows de televisión… sólo te están diciendo lo que los mercadólogos quieren que compres.

De hecho, si quieres saber qué es exactamente lo que le parece sexy a los hombres, mira las revistas para hombres.

Piénsalo con calma por un momento pues es tan obvio que la mayoría de las mujeres lo pasan por alto: Si quieres saber lo que le parece sexy a un hombre, tienes que investigar qué es lo que ellos están viendo, no lo que están viendo las mujeres.

Y una vez que descubras qué es lo que los hombres encuentran realmente sexy…

Cópialo.

Ahora, te advierto: Si decides integrar a tu apariencia las características que los hombres encuentran realmente sexy en otras mujeres, prepárate para que las demás mujeres sientan envidia de ti. 

Es un buen momento para decirte una de las realidades de la seducción:


Si te vuelves realmente buena seduciendo hombres, las mujeres van a odiarte por eso. No todas, es verdad, pero definitivamente las más inseguras lo harán con toda su alma.


 

8.La parte más importante de verte sexy, es comenzar por sentirte sexy (Sí, suena a cliché, pero confía en mí…)

Vamos a estar claros: algunas personas simplemente tienen mejor genética que otras.

No es justo, y da rabia, pero… Así son las cosas.

Ya que nos sacamos eso del pecho, y en vez de quejarte de las injusticias de la vida, es mejor que asumas esta idea en su totalidad:

La seducción no es convertirte en alguien que no eres; La seducción es sacarle brillo a tus cualidades sensuales.

No compitas contra las demás mujeres; en vez de eso, concéntrate en ser la versión más sexy de ti misma. Lucha por alcanzar la mejor versión de tu propio cuerpo, la mejor versión de tu estilo de maquillarte, la mejor versión de tu personalidad.

Inspírate a ser cada día mejor y aprender siempre un poco más.

9.Verte Sexy es importante, pero no es suficiente. Necesitas tener una “vibra” especial.

Los hombres somos visuales, y para nosotros tu aspecto es importante; pero lo que sientas dentro de ti también tiene un impacto tremendo en tu atractivo.

Habrás escuchado algunas veces sobre la “vibra” de las personas. Algunos, tienen una vibra sexy; otros, tienen una vibra divertida… algunos, son una nube gris, y así sucesivamente.

Te preguntarás, ¿Qué es lo que determina tu vibra?

Fácil: tu humor.

Si quieres proyectar la vibra más sexy posible, debes deshacerte de todo el drama mental que pueda nublar tu humor. Es por esto que hice tanto énfasis en que asumieras una actitud de bienestar con respecto a tu vida.

La razón número 1 del por qué las personas no saben seducir: La mayoría no tienen una vibra atractiva porque están constantemente refugiadas en su mente, con algún tipo de conflicto o tratando de resolver un problema. Esto causa estragos en su humor, y ya te imaginarás lo que ocurre con su vibra.

Preocuparte si eres atractiva o no, cae en esta categoría. En realidad, Preocuparte acerca de cualquier cosa va a afectar tu humor, ya sea sobre tu aspecto, lo que la gente piensa de ti o cualquier otra cosa. Esa preocupación va a sacarte del momento, y romper tu vibra en pedazos.

Así que, en vez de culparte porque “no eres sexy”, olvida eso y suéltate.

Ya que mencioné cierto tipo de publicaciones antes, creo que algunos libros con buenas intenciones tratan de ayudarte pero de una manera poco realista: Te dirán que te sientas la mujer más atractiva del mundo (cuando sabes bien que no es así).

La realidad es que confiar en tu propia sensualidad no tiene que ser producto de golpearte una y otra vez en la cabeza con la idea de que eres la mujer más sexy del planeta.

La verdadera sensualidad es más una ausencia de pensamientos negativos autodestructivos (y el comportamiento que acarrean).

Así que en vez de pensar que la sensualidad es algo que necesitas o algo que tienes que tener, en realidad es dejar de preocuparte si eres atractiva o no. Piensa en la sensualidad como un estado en el que no dejas que los pensamientos negativos afecten tu personalidad. Piensa en la sensualidad como sentirte inmune a los problemas, a tus enemigos, a tus conflictos.

Estamos de acuerdo en una cosa: los problemas no van a desaparecer sólo porque tú quieras sentir que no pueden afectarte. Pero es tu actitud frente a esos problemas, grandes o pequeños, lo que condicionará tu atractivo y sensualidad.

Para empezar, enfócate en tu propio ser, y asume que los hombres quieren estar contigo, y no le otorgues demasiada importancia a la reacción de un hombre en particular.

¿Ves cómo todas estas ideas van adquiriendo sentido a medida que avanzamos?

Deja de preocuparte si no eres suficientemente bella, o lista, o atractiva, y comienza a disfrutar de la vida así tal cual es.

La felicidad femenina es el mejor afrodisíaco para los hombres.

10.Puedes dejarte llevar por la negatividad, o puedes querer ser seductora… pero no puedes escoger ambas cosas.

En definitiva, verte sexy es genial; pero en última instancia es tu vibra la que te llevará de sólo verte sensual a convertirte en irresistible. Y como tu humor determina tu vibra, entonces vive asumiendo una actitud positiva con cada cosa que te ocurre (pues con sentirte mal durante días o semanas no vas a resolver nada).

Sentirte mal y triste en ocasiones está bien; es un sentimiento como cualquier otro del ser humano.

Pero sentirte pesimista de manera crónica, no lo es.

Ese derrotismo diario tendrá el efecto contrario: vas a alejar no sólo a los hombres, sino a todo el mundo; incluso a las personas que más quieres.

Absolutamente todos los problemas y situaciones adversas de la vida son susceptibles de afrontarse con una actitud positiva; eso es precisamente lo que determina la templanza de una persona. Es esa misma templanza la que invita a los demás a admirarte, y la admiración es un componente fundamental de la seducción.

Y ya que hablamos de lo que deben percibir los hombres en ti…

11.A los hombres nos atrae lo que se siente bien.

Cada vez me enfoco más en las vías concretas que debes tomar para enamorar al hombre que quieres. Y ésta es una regla que no debes olvidar:


A los hombres nos gusta acercarnos a las cosas que nos hacen sentir bien, y alejarnos de lo que nos hace sentirnos mal.


 

Antes de que comiences a argumentar que soy demasiado obvio, tomémoslo de esta manera: Los hombres juzgamos una relación por cómo nos hace sentir. “¿Me siento bien cuando estoy con ella?”, nos preguntamos; la respuesta es la que condiciona si estamos interesados en continuar o no.

He recibido incontables mensajes de mujeres preguntándome por qué un hombre en particular no parece interesado en ellas, o no se muestra dispuesto a salir. Algunas han llegado a afirmar que los hombres, en general, no queremos estar en una relación.

Y nada más alejado de la verdad.

Alrededor de ti, decenas (o cientos) de hombres quieren tener una relación monógama, exclusiva, con una mujer que amen y adoren.

Pero para ellos, esta situación no es un objetivo en sí mismo, por lo que no lo persiguen activamente.

Todo se resume entonces en la pregunta; “¿Me siento bien con esta chica, o no?”. Es una actitud pasiva, pero es nuestra actitud y una vez que la comprendas habrás dado un gran paso.

Si él se siente bien contigo, seguirá saliendo contigo y la relación muy probablemente se hará más fuerte.

Pero lo que ocurre con demasiada frecuencia es que la relación comienza con una mujer que sólo quiere sentirse bien y disfrutar del momento… pero después de un tiempo, empieza a llenar su mente con una especie de fantasía sobre un futuro ideal, acompañado por el miedo de que no pueda convertirse en realidad… y seguido por el escrutinio de su pareja, para asegurarse de que él no se ha dado cuenta de sus preocupaciones.

Es un círculo vicioso.

Ella pasa de sentirse genial y divertirse, a preocuparse y dejarse llevar por pensamientos negativos sobre la relación (y en realidad son problemas que ella ha supuesto). Allí pasa de estar en una relación, a estar ensimismada en sus preocupaciones, y entonces ¿Qué crees que pasa con su atractivo?

Aunque los hombres tengamos fama de insensibles, captamos esa aura de preocupación enseguida. La relación deja de sentirse bien; quizá no seamos capaces de explicar el por qué, pero ciertamente sentimos que la atracción se ha desvanecido.

La mujer detecta esta caída en el interés de él, lo que le causa aún más ansiedad, lo que destruye aún más su vibra…

…y entonces él decide terminar la relación.

Realmente es tonto, pues todo se hubiese podido evitar en primer lugar si la mujer supiese desde el principio que es su vibra la que determina su atractivo hacia el hombre; evitar sumirse en una actitud negativa puede prevenir este tipo de problemas.

Éste es el punto en el que algunas lectoras saltarán al área de comentarios para descargarse en mí, porque al parecer estoy culpando a las mujeres de que los hombres las abandonen; De hecho, es todo lo contrario. Te estoy demostrando que en todo momento tienes el control, y que no tienes por qué estar a merced de los sentimientos o decisiones de un hombre, ni tiene por qué afectarte ya que sabes lo que el 99% de las mujeres desconoce:

Tu humor determina tu vibra, que a su vez determina tu atractivo. 

Cuando te das cuenta de esto, tienes todo el control.

12.Como buena seductora, estás al mando.

Específicamente, tienes el control de tu humor. Tienes el control de tus emociones. Asumes la responsabilidad de cómo encaras la vida y te ves a ti misma como un agente de cambio y no como una víctima de las circunstancias.

Esto es un problema de perspectiva; tristemente, a la mayoría de las personas en nuestra sociedad les gusta el papel de víctimas. Quizá es más fácil vivir de excusas y culpando a factores externos de lo que les pasa.

Pero si quieres tener éxito al enamorar a un hombre,  no puedes verte a ti misma como una víctima.

Eso quiere decir que no estás buscando nada de él, o necesitando nada de él, o buscando en él algo que te falta.

En vez de eso, eres la arquitecta de tu mundo y te mueves a través de él consiguiendo que la gente actúe como te lo mereces. No ruegas por las cosas; le das a los demás la oportunidad de dar un paso al frente y ser parte de tu vida, y si lo hacen y tú lo disfrutas, entonces les regalas un poco más de atención.

Si no, entonces pierden tu atención del todo, sin drama o consecuencias de ningún tipo.

Esto es sólo posible si te acostumbras a no alimentar la negatividad en ti misma. Si estás acostumbrada a reaccionar emotivamente a las actitudes y acciones de los demás, vivirás a merced de ellos.

La mayoría de las personas están enceguecidas por sus propias reacciones y emociones; se enfocan en lo mucho que quieren estar con la otra persona, en vez de crear atractivo hacia ella.

Y éste es el estado natural de una seductora:


Una seductora se da el lujo de exteriorizar su atractivo pues internamente está feliz y en paz. Ella crea el deseo en otros, con su vibra y sus acciones.


 

13.El arte de la seducción: haz que se sienta como “El hombre”

Ya hablamos del estado mental; ahora vamos a descubrir qué tipo de comportamiento seduce a un hombre.

Es muy importante que entiendas esto: Se requiere del estado mental para que todo esto funcione, así que te recomiendo que leas y releas esa parte de esta guía cuantas veces sea necesario hasta que se vuelva tu estado natural de ser.

Como te dije antes, los hombres van a medir su experiencia contigo basándose principalmente en cómo se sienten cuando están contigo.

Si se siente bien, él regresará. Si se siente excitante, sexy y divertido… se volverá adicto a ti.

Lo estarás seduciendo.

Si quieres volverte experta seduciendo hombres, entonces es de vital importancia que tú misma los ames y disfrutes de su compañía.

Puede parecer obvio, pero te sorprendería la cantidad de mujeres que se quejan constantemente de los hombres en general.

Y no dudo que algunos sean unos verdaderos imbéciles

Pero allí, el sentido común te hace reflexionar; es imposible que todos los hombres sean unos imbéciles, no importa cuántos chistes, clichés o anécdotas digan lo contrario.

¿Y cómo piensas seducir a alguien que desprecias?

Saco a colación el tema pues llega otro momento de brutal honestidad: A los hombres les atraen las mujeres femeninas.

Hablando en líneas generales, a las mujeres no les atraen los hombres que se comportan afeminados, así que ¿Cómo esperas que a nosotros nos atraigan mujeres con actitudes masculinas?

No es mi intención herir sensibilidades; no se trata de condicionar la forma en la que tú, como mujer, debas actuar. 

Sólo quiero que tengas claro qué es lo que nos atrae de las mujeres.

Así que si quieres enamorar a un hombre, deja aflorar toda tu femineidad.

14.Haz que tu esencia femenina sea la protagonista en tus interacciones.

No trates de competir con él, no trates de retarlo y lo más importante: no trates de castrarlo.

En vez de eso, sé dulce y acéptalo. Cuando una mujer se siente como una mujer y lo proyecta, hace que el hombre se sienta como ‘El Hombre’. De esta manera, su experiencia con ella se acerca mucho más a su propia naturaleza.

Más explícito:


Sólo una mujer femenina es capaz de añadir esa dimensión que lo hace sentir verdaderamente hombre.


 

Esto sólo puede ocurrir si te encargas de aportar esa esencia femenina a la relación. Si no lo haces, él no será capaz de explicarlo pero sentirá que falta algo esencial entre ambos (Y ten por seguro que seguirá buscando ese “algo”, hasta que lo consiga en otra mujer que le demuestre esta energía femenina).

Pareciera un tema recurrente en el cine y la televisión de los últimos 25 años, el presentar a las mujeres como rudas, combativas y masculinas. Nadie es capaz de mencionarlo directamente porque si lo haces, te acusan de ser machista, o aún peor, misógino, o estar en contra de los derechos de las mujeres.

Aclaro (antes de que alguna de ustedes siga teniendo la intención de saltar directamente a los comentarios), que disfruto muchísimo este tipo de representaciones; Sarah Connor y Ellen Ripley ocupan un sitial especial en mi corazón, sin duda alguna. Y ni hablar a la que llaman Full Metal Bitch.

Esta representación de las mujeres es atractiva, sin duda, pero las cosas no funcionan así en la vida real. El querer relacionar una actitud ruda con el éxito, simplemente es incorrecto.

Conozco suficientes mujeres que son extremadamente femeninas, son exitosas profesionalmente y se han ganado el respeto de sus colegas.

Deja a un lado la agenda mediática que se empeña en presentar a las mujeres como difíciles, feministas, malhumoradas y conflictivas; Nadie, hombre o mujer, quiere lidiar con alguien así. No es una cuestión de fuerza de carácter o autoestima, es simplemente que cualquier persona con esa actitud, proyecta amargura.

Ser femenina no quiere decir que seas débil o tonta. El poder que asumes al asumir tu femineidad es incalculable, pues es altamente atractivo y por tanto, altamente influyente.

El asumir tu femineidad también es una demostración de inteligencia, pues ¿Qué puede ser más inteligente que asumir una habilidad que puede ayudarte a conseguir lo que quieres?

La única explicación que le consigo a la continua representación masculina de las mujeres es que atraen a las mujeres infelices que sueñan con rebelarse ante cómo las han tratado ciertos hombres. Y como abundan las mujeres en esta condición, pues termina siendo un excelente negocio.

Si realmente quieres seducir y enamorar a un hombre, entonces tienes que aprender a diferenciar entre lo que debes imitar y lo que debes evitar. Descubre tú misma lo que te da resultados, e ignora lo que no (y muy especialmente ignora todo aquello que busque alterarte, preocuparte o enfadarte).

Es realmente vergonzoso que deba tocar el tema de la condición femenina de las mujeres, algo que se ha vuelto casi un tabú.

15.Sé encantadora con él… y él te encontrará irresistible

Cuando estés con él, sé positiva y feliz. Las quejas y los conflictos no son precisamente parte de la energía que atrae a los hombres cuando te están conociendo. Lo mismo aplica para la arrogancia y la antipatía.

Simplemente, deja ir esas actitudes.

Para ser encantadora, comienza por ser curiosa; demuéstrate intensamente interesada por sus ideas, sus metas, sus sueños, sus puntos de vista y por su misión. Relájate con sus chistes y su forma de ser.

Al contrario de lo que la mayoría de las personas piensan, los hombres estamos hambrientos de atención, aceptación y admiración. La realidad es que nos tratan como si en el fondo fuésemos estoicos como piedras; esperan que absorbamos toda negatividad sin chistar, no importa si es una novia fastidiosa, un jefe despreciable, unos amigos derrotistas o la representación de los hombres en el cine y la TV.

(Aclaratoria: soy un fanático del cine y de la TV, pero sé diferenciar los arquetipos que me conviene seguir y los que no).

Es una realidad muy triste, pero a las mujeres de hoy en día se les enseña que a los hombres nos atraen las mujeres difíciles y conflictivas. 

Lo que simplemente no es verdad.

Una seductora sabe que la energía más irresistible para un hombre es una mujer que auténticamente aprecia, acepta y disfruta de él sin necesitar nada de él.

Eso es increíblemente seductor para un hombre; ésa es la mujer que él querrá tener en su vida, y sólo para él.

A decir verdad, también existen hombres que se sienten atraídos por las mujeres necesitadas… aquellas que demuestran a viva voz que necesitan y dependen de él.

¿Acaso te gustaría estar con un hombre así?

Eso pensé. Continuemos…

16.¿Cómo es posible que he hecho todo lo que me dices Jesús, y él aún no hace nada?

Es sólo cuestión de tiempo hasta que alguien comente “¿Por qué una mujer tiene que hacer todo esto?” “Un hombre de verdad da el primer paso sin importar…”

Lo que estoy enseñándote es a cómo ser efectiva al seducir y enamorar a un hombre.

Nadie te está forzando a hacerlo; nadie te está obligando a estar en una relación. Nadie te obliga a hacer nada, con ningún hombre.

Pero… si estás interesada en una relación con un hombre, ¿No sería lógico averiguar qué es lo que funciona y lo que no?

Tú eres la que tiene el control ahora.

Así que escoge el hombre que quieras.

Al tener el control, si él no está a la altura entonces escoge quitarle tu atención de inmediato.

Tú tienes el control, así que si no obtienes lo que quieres entonces simplemente sigue adelante y consíguelo en otra parte.

Repito que no quiero leer ningún comentario que afirme que “Jesús le está echando la culpa a las mujeres de que sus relaciones no funcionen”.

Al contrario; te estoy ofreciendo la claridad al pensar, el poder de actuar y la potestad de escoger lo que quieres.

Y ya que tienes el control de la situación al seducir, uno de los requisitos es…

17.Él debe estar activamente interesado en ti.

Como seductora, no eres la distracción de absolutamente nadie. No tienes por qué estar haciendo maromas para capturar la atención de un hombre.

Cuando estás con él (o comunicándote con él), estás creando deseo. Pero cuando no estás disponible, no estás preocupada porque vas a perderlo.

Así que mientras estés activamente estimulando su interés, puedes estar confiada en que su deseo por ti crecerá, y aún más cuando no pueda verte o contactarte.

Así que no te preocupes si no puedes estar disponible para él, en algún momento.

Y por lo que más quieras, no te hagas “la dura” y te desaparezcas una semana pues es lo que recomendaba un libro que leíste.

Más bien le debes dar la oportunidad a un hombre de participar activamente en la seducción. Esto quiere decir que si quieren seguir teniendo tu atención, deben estar activamente involucrados en el proceso.

Y para ello, debes propiciar las condiciones necesarias para que él pueda acceder a más y más de ti.

Por ejemplo, no le digas a un hombre de buenas a primeras que es guapo; en vez de eso, comienza a desarrollar su interés y dale la oportunidad de tener cada vez más de ti.

(Dentro de poco te daré más pistas, en artículos futuros).

Cuando una mujer está desesperada por conquistar a un hombre, termina haciendo cualquier cantidad de cosas para “atarlo”. Se obsesiona con él, lo persigue y piensa constantemente que en cualquier momento la va a embarrar.

A una seductora no le importa en realidad lo que realmente ocurra.

Se divierte en los momentos que comparte con un hombre… y si deja de divertirse, simplemente se va.

Lo que nos lleva al punto más importante hasta ahora:

Cuando un hombre está en presencia de una seductora, él sabe que se requiere su participación. Ella está allí porque está disfrutando del momento que comparten juntos, pero no por ello él puede “aflojarse” y pensar que sencillamente ya la tiene para él.

(Y tampoco quieres estar con un hombre así, que se afloje.)

18.Finalmente, recuerda que tu objetivo ¡No! es hacer que él te persiga.

Al mismo tiempo, esto no quiere decir que te conviertas en una titiritera de fríos sentimientos que quiere que la estén siguiendo a todos lados.

Contrario a la opinión popular, a los hombres no les gusta “Perseguir” o “Cazar” constantemente a una mujer.

Y es lo que te enseñan algunas publicaciones: a colocar una especie de “carnada” y esconderla cuando él se acerque, para “Estimular su atención”.

Pero hay fallos fundamentales en este modelo.

Primero que nada, presentarle algo a un hombre y luego esconderlo hace que su atención se fije en eso… en el “esconder” y no en ti. Una seductora estimula el deseo, el interés y el placer; no tiene que mostrar y esconder, no necesita nada de él ni le importa lo que le ocurra.

Segundo, es una estrategia muy limitada. Puede parecer efectiva desde una perspectiva corta, pero estoy seguro que sacarle agua al titanic con un cubo gozaba de una eficiencia similar.

¿Qué es lo que vas a hacer? ¿Seguir mostrándole y ocultándole cosas para siempre? ¿Y por qué debería un hombre con un montón de opciones perder su tiempo persiguiendo una posibilidad, cuando podría tener la seguridad con otra mujer?

Por último, jugar así con un hombre es mucho trabajo y nada divertido; entonces, aparte de ser una estratega limitada y distraerlo de ti…

¿Por qué no dejar todo eso a un lado y simplemente disfrutar del tiempo con él?

Simplemente disfruta tus momentos con él, pues recuerda que no necesitas nada de él para sentirte bien y disfrutas que él sienta placer y deseo por ti.

Cuando tu presencia le encanta, no será capaz de saciarse de ti; y como no vas a echar a perder un perfecto esfuerzo de seducción mostrándote necesitada, muy probablemente serás como ninguna otra mujer que él haya conocido.