¿Cómo te beneficia profesionalmente la Comunicación No Verbal?

  • Como te beneficia como profesional la comunicacion no verbal
Muriel Frot Burosse-Ibos
Por en la categoría Ensayos

Muriel presentó este ensayo como parte de sus estudios en el Diplomado en Kinesics Coaching™, en la asignación titulada “¿Cómo te beneficia profesionalmente la Comunicación No Verbal? Si quieres saber más sobre cómo puedes participar en el programa, visita este enlace.


 

Cuando tenía 17 años, gustaba levantarme temprano para ir a tomar un café antes de entrar a clases, leyendo dos periódicos; cada uno de un partido político opuesto supuestamente para intentar obtener la versión más veraz de cada acontecimiento.

Me refiero a leer entre líneas.

Durante esa lectura, observaba las personas que entraban y salían, hasta que ellas se convirtieron en mi lectura entre líneas. Tomando un café; igual. Me di cuenta que la gestual al entrar, saludar (o no), agarrar la taza… cambiaba. Y rápidamente acabó asociado con el ánimo, coherencia e incoherencias entre ambas facetas y un sinfín de posibilidades. Me fascinó y abrumó, porque creí que lo que quería estudiar, no existía. Con alguno de estos fascinantes movimientos de la vida, unas semanas después conocía a una Psicóloga y me recomendaba leer “Psychopathologie de la vie quotidienne” de Sigmund Freud. Este libro fue para mí una revelación; había encontrado mi camino. Independientemente de las vertientes teóricas de cada lector, en ese escrito se plantea el acto fallido, con su parte de interpretación individual propia a un momento, pero también aborda la parte cultural. Además, sabemos que algunos escritos se refieren a la filogenética.

Me fascinó y abrumó, porque creí que lo que quería estudiar, no existía.

Cuando a los pocos meses cambié de continente por primera vez, me tocó aprender un nuevo idioma. No sólo el Español; también sus gestos y manejo del espacio, diferentes y que a veces llevaban a interpretaciones opuestas a mi cultura de origen. Muchos años después, Marina Castañeda escribió un libro “El machismo invisible”, que me abrió perspectivas mas amplias todavía.

Algunos viajes más tarde, asocié similitudes en contextos diferentes, como la exacerbación de los sentidos en la selva, con los reflejos y gestual en la sobrevivencia de tribus urbanas, como las pandillas. Por ejemplo, las demostraciones de fuerza.

Los estudios de licenciatura me permitieron descubrir autores cuyas palabras pueden aplicarse a cualquier sistema teórico. Estoy pensando en Paul Watzlawick con Teoría de la Comunicación como primera lectura, aplicable a lo individual, familiar/grupal, cultural… y cualquier ámbito. Otro libro fascinante con muchos caminos por recorrer fue la “Dimensión oculta” de Hall. Posteriormente, los estudios de DESS en Francia me llevaron a analizar la psicopatía y reflexionar al respecto.

Tendría menos que comentar acerca del lenguaje no verbal, porque el psicópata suele ser un gran actor. Más que una lectura de la gestual, era intentar detectar la fracción de segundo en donde la mirada se vuelve fría, helada, delatando la intención. La profesora me propuso ampliar el escrito para editarlo en libro; pero de ninguna manera quise seguir sobre este tema. Mi perspectiva no tenía nada que proponer para cambiar el devenir de estos seres, ni para proteger la sociedad. Recientemente leí el libro de “Personalidades peligrosas” de Joe Navarro y coincidí con el autor. No tengo el escrito conmigo en este preciso momento, pero mencionaba la utilidad de identificar a tiempo, para lograr alejarse.

Desde mi trabajo como Psicóloga, escojo no trabajar con ellos. El año siguiente, planteé como tema de Doctorado, el estudio de los diferentes síntomas en diferentes culturas para un mismo diagnóstico. A la fecha me encanta este tema… pero no encontré quién lo dirigiera. En París, Toby Nathan había empezado su escuela de Ethnopsiquiatría; lo tenía como maestro, pero su interés iba hacia otras culturas. Diez años después, lo cultural estaba a la moda… Entrando a cada vez mas en la clínica, quisiera mencionar otro maestro que tuvimos: Serge lebovici, cuyo libro “Psicopatología del bebé” puede leerse como un himno al lenguaje no verbal.

En mi labor en hospitales he podido observar diferentes manifestaciones como resultado de un momento de vida, de una nacionalidad, nivel socio-económico y/o género. Por ejemplo, la reacción frente a un duelo mayor. Es importante conocer las pautas de todo duelo, mas las formas de evidenciarlas que son resultantes de las características antes mencionadas. Algunas son intensas, otras bastante discretas pero no menos hondas y si no son peligrosas, no deben medicarse; solo requieren acompañamiento.

Este recorrido no es digresión. Deseo plantear el pasado, para poder explicar los puntos de interés en mi presente y por ende, dar una dirección sustentable al futuro mediano (cristalizar esta arborescencia); entendiendo que lo visualizo como un desarrollo interno que lleva a mayor coherencia entre el acto y la palabra. Eso en sí, es terapéutico. Esta misma coherencia, es la que intento enseñar a los padres, considerando al niño como síntoma, para hacer coincidir varios lenguajes: el afectivo con el intelectual, la necesidad del niño con la del adulto y los errores de comprensión/interpretación de cada parte. El niño reacciona a lo que ve, mucho más de lo que oye. Aquí es en donde reboto con lo que describieron de Ogston y Condon; agregándome como terapeuta, lo cual conlleva más ritmos que congeniar (en mi sistema teórico emplearía las palabras de transferencia/contra-transferencia/devolución). Lo anterior significa que trabajo al niño, principalmente a partir de sus padres. Por otra parte, el definir lo subyacente con mayor velocidad, me permite incrementar lo acertado de la intervención y ganar tiempo, lo cual es relevante en mi medio laboral (un hospital).

En esta perspectiva clínica que no desarrollaré más aquí puesto que no es el tema del trabajo, planteo el FODA desde una perspectiva clínica, referente a “una proyección a mediano plazo de la difusión de la comunicación no verbal, según el enfoque sistémico de la Escuela de Palo Alto”, de la siguiente manera:

 

Fortalezas


Personal: Disposición elevada para aprender, descubrir y aplicar.

Hospital: Fomenta y apoya el desarrollo profesional de sus empleados (Hospital de gobierno definido de tercer nivel, o sea que emplea solo personal especializado y a su vez subespecializado).

 

Oportunidades


Pacientes: la necesidad socio/económica de las familias, las lleva a aceptar métodos de trabajo, que permiten mayor velocidad de diagnóstico y resolución (se ven beneficiadas). Puede ser sorprendente, pero generalmente lo que quiere una familia es que se trate SOLO al niño, aun cuando se empieza a trabajar las repercusiones de las problemáticas al nivel sistémico y se entiende que el niño es síntoma de algo mayor. La comunicación no verbal es altamente presente y en diferentes niveles. Por ejemplo, la madre que no entiende porque su “chiquillo” de 9 años sigue haciendo travesuras como si tuviera 5 años, pero se observa en la adulta el brillo de goce que tienen sus ojos, cuando lo reporta. … el niño, sí, se percata.

A otro nivel del lenguaje no verbal, el niño habrá sentido el vacío que hay en su madre y lo va a llenar con los recursos de su edad. Y a otro nivel de lo no verbal, entraremos en la importancia de un padre quizás presente, pero ausente o bien, en la historia de la madre, que la lleva a querer mantener a este niño, como si fuera “chiquito”. Para todo esto; en realidad las palabras no serían necesarias.

Personal: posibilidad de divulgar el trabajo o alcances, mediante las sesiones clínicas y adaptándolo a las diferentes profesiones que acuden a las sesiones: enfermeras, trabajo social, abogados, médicos. 

 

Debilidades


Personal: el ritmo intenso de citas resta tiempo para elaborar cada conocimiento y transmitirlo oportunamente.

Hospital: (no sé si esto es debilidad o amenaza) El trabajo acerca de las coherencias o falta de la misma entre el lenguaje no verbal y el verbal, lleva a incrementar la velocidad y claridad de trabajo. Esto se refleja en un ahorro económico para el hospital, considerando que se traduce en mayor eficacia en menor tiempo. Entonces, la debilidad aparece si el hospital no capta la importancia del método (lo cual me regresa a la importancia de la divulgación en el caso hipotético de que el hospital no entendería mi forma de proceder).

 

Amenazas


La mayoría de los problemas se transforman en aprendizaje, en su segundo tiempo emocional; por lo que me resulta complicado considerar a las amenazas, como un valor definitivo o realmente peligroso. Sin embargo:

Hospital: Quizás si por disposiciones del hospital tuviese aún menos tiempo disponible, entonces se dificultaría el avance en mi aprendizaje y por ende en la capacidad para divulgar.

Personal: una falta de preparación, con el deseo de tener “la” respuesta puede llevar a confundirse con lo que son tan solo hipótesis de interpretación. 

 

Consecuencias positivas


Personal: mayor acercamiento a la coherencia que busco; una nueva herramienta de trabajo, mayor consciencia de nuestras incoherencias, lo cual perturba las relaciones y crea dobles lenguajes a veces dañinos (Ferenczi “Confusión de lengua entre los adultos y el niño”, conferencia de 1932 describe una de las vicisitudes graves que pueden presentarse).

Pacientes: Lo mismo. una mayor coherencia en la terapia.

Hospital: Repercute en ahorro económico y eventualmente en imagen (por eficiencia).

 

Consecuencias negativas


No las hay, … o no las veo. Cualquier dificultad recaería sobre mí y no tengo problema con asumirlo o defenderlo (es lo bueno del acercamiento a la coherencia).

 

Tres estrategias (para divulgar a mediano plazo)


  • Sesiones clínicas,
  • Investigaciones,
  • Resultados con pacientes y sus respectivas familias.

Finalmente, las palabras importantes son pocas. La mayoría sirven para tranquilizar en diferentes aspectos de nuestras vidas o confortarnos. Pero lo que habla, es el acto y no solo en un sentido filosófico.

Gracias.

By | 2017-04-26T14:48:28+00:00 Abril 2nd, 2017|Ensayos|

Sobre el autor:

Muriel Frot Burosse-Ibos
Puedes contactarle en nuestra red.