Ya muchos saben, dentro y fuera de América, la fama que se han formado el empresario Donald Trump y el presidente de México Enrique Peña Nieto, por lo que su encuentro fue para muchos un evento del cual no se sabía que podríamos esperar.

Esta fotografía muestra casi el final de la visita de Trump en tierras mexicanas:

Apreton entre Peña Nieto y Donald Trump

Con base en la imagen ¿quién muestra ser el dominante y quién el sumiso?

¿Ya tienes tu respuesta? sigue leyendo…

[divider]

Para hacer más emocionante este análisis lo haremos cual si fuese un concurso. Así poco a poco nos acercaremos a la respuesta a la incógnita planteada.

Iniciamos:

PEÑA 0 – TRUMP 0

El primer punto es la posición de las manos; recordemos que un saludo dominante muestra el dorso de la mano mientras que un saludo beta se inclina para mostrar la palma de la mano. El primer punto de dominio lo gana Enrique Peña.

Apreton entre Peña Nieto y Donald Trump

PEÑA 1 – TRUMP 0

Un segundo aspecto que vemos es la distancia entre la mano y el cuerpo de cada uno, donde podemos percibir que la del presidente mexicano es larga en comparación con la del empresario. Un saludo cerca de nosotros proyecta poder, como lo aprendimos en el tip #47 de lenguaje corporal (https://lenguajecorporal.org/proyectar-poder-con-tu-apreton/), por lo que este punto se lo lleva Trump:

Apreton entre Peña Nieto y Donald Trump

PEÑA 1 – TRUMP 1

El desempate lo veremos en este tercer punto. El podio con micrófono del presidente mexicano está junto a él, todo indica que Trump se tuvo que trasladar a saludar a Peña; alguien importante no tendría por qué moverse de su sitio al saludar. Conclusión: otro punto para Peña.

PEÑA 2 – TRUMP 1

Un cuarto punto a analizar son los rostros, donde podemos percibir en Trump el semblante seguro, típico del magnate, mientras que Enrique muestra una cara de flagrante incomodidad e ira reprimida. Aquí es donde podemos darnos cuenta que algo no concuerda, el rostro sereno debería ser del dominante y el incómodo del sumiso, claro, incomodo si hablamos de personas que buscan el poder como es este caso. Punto para Trump.

Apreton entre Peña Nieto y Donald Trump

PEÑA 2 – TRUMP 2

Entonces ¿Es empate?, ¿Cuál sería el resultado? La respuesta a estas preguntas debería ser otra pregunta ;¿Cuál fue el contexto y hechos previos a esta imagen?, sólo así, podríamos aseverar una respuesta con una mayor seguridad.

Como adelanto les dejo el marcador final…

PEÑA 0 – TRUMP 3

¿Cómo puede ser éste el resultado?

Siempre ten presente que conocer el contexto es de suma importancia, para saber cuáles fueron los detonantes de las señales corporales. El no hacerlo incrementa mucho las posibilidades de errar al interpretar el lenguaje corporal.

Si vemos el video de este encuentro nos percatamos del tibio comportamiento de Peña, así como darnos cuenta que el primero en saludar fue Trump y lo hizo con la palma de su mano hacia arriba, lo que hizo que Peña respondiera con la mano dorso arriba; igualmente Donald fue quien se desplazó para iniciar este saludo. Todo indica que fue una muestra de cortesía bien planeada por el candidato republicano, lo que le hace acreedor a un punto extra. Con base en esto podemos decir que los puntos de Peña quedan nulos, puesto que su cercanía con el podio y el saludo dominante fueron provocados por Trump. El marcador final queda.

PEÑA 0 – TRUMP 3

Recuerda que la interpretación del lenguaje corporal es comparable con un diagnóstico médico: el médico que haga una conclusión basándose sólo los síntomas, siempre será menos preciso que aquel que indaga qué género dichos síntomas. Para aprender a interpretar con mayor certeza el lenguaje corporal te invitamos a cursar el Diplomado en Kinesics Coaching.

No olvides comentar sobre los momentos y gestos que llamaron tu atención del encuentro entre Enrique Peña y Donald Trump.