Análisis gestual de Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá.

Después de 15 años y dos intentos fallidos Enrique Peñalosa logró ser de nuevo alcalde de la ciudad de Bogotá. Sus críticos siempre lo han señalado de ser distante, algo antipático y hasta arrogante. Todo indica que Peñalosa buscó durante esta última campaña modificar esta imagen y presentarse un poco más cercano y agradable; algo que al parecer logró transmitir, al juzgar por el resultado de las elecciones. Aunque no todo fue imagen, también hubo propuestas e ideas importantes que lograron convencer al electorado.

En esta entrevista, 24 horas después de ser elegido, Peñalosa permite evidenciar algunas características especiales de su personalidad a través del lenguaje corporal y gestual utilizado. Los siguientes son aspectos a resaltar.

00:27. Muy buenas noches Yamit. Antes de contestar el saludo levanta y proyecta su mentón (M53)*, se prepara para enfrentar la entrevista; lo hace en una posición neutra en su cuerpo y al final trata, de manera muy forzada, presentar una sonrisa, una expresión que prolonga con algo de tensión hasta recibir la primera pregunta.

00:31. Los acuerdos con el Vicepresidente Germán Vargas… La tensión que se dibujaba en su sonrisa forzada la trata de disipar un poco Peñalosa acomodándose en su silla y tomando una bocanada de aire fresco antes de iniciar la respuesta.

Puede notarse el entrenamiento para el manejo de sus manos, pues producto del esfuerzo para usarlas, en ocasiones, estas no guardan sincronía con lo que está diciendo. También sus manos se mueven de forma asimétrica, no son el reflejo la una de la otra, no muestran ecuanimidad al momento de ilustrar lo que está exponiendo. Prevalece la utilización de su mano izquierda (racionalidad y más sinceridad), aunque al parecer es diestro.

No logra despegar con facilidad el brazo y mano derecha de su cuerpo (se mantiene un buen porcentaje de tiempo en postura contractiva); puede ser que alguna condición física o traumática le dificulten usar esta extremidad con más libertad.

Buena parte de esta respuesta la hace el alcalde electo con la cabeza inclinada hacia su izquierda (M55), que sumado al manejo preferencial de su mano izquierda, demuestra su alto grado de análisis y racionalidad.

00:43. Por ejemplo la ampliación de la carrera 7 al norte… Peñalosa mira sus manos para recordar la importancia de usar sus dedos para enumerar e ilustrar lo que se dispone a revelar. Se nota dubitativo.

Penalosa001

Para una persona que acaba de terminar una campaña electoral de varios meses hablando sobre las obras y proyectos que desea realizar, no logra explicarse por qué duda tanto al enumerar sus propuestas. La muletilla “eeee” es una evidencia clara de su inseguridad.

01:01. Muy importante la autopista longitudinal de occidente… Al hablar de este proyecto las manos de Peñalosa se proyectan en fase centrífuga desde su cuerpo, un gesto que potencializa al sacar pecho y hacer un ademan de mucha amplitud con sus manos en clara simetría, lo que demuestra lo importante que es para él realizar esta obra.

01:20. La calle 63 con la que yo sueño… El movimiento de su cabeza asintiendo (BC85)** y bajar su mirada (M64) en señal de recordar lo que significa este proyecto para él, corroboran que, efectivamente, esta es una de las principales obras que se propone ejecutar. Sin embargo, no se entiende por qué duda de manera continua, utilización de la muletilla “eeee” de nuevo, cuando ha hablado y planeado tanto este proyecto.

Penalosa002

Intenta apoyarse, sin mucho éxito, en su mano izquierda (racionalidad total) para hilvanar las ideas y recordar el trazado que tendrá la vía. La tensión de sus párpados (AU7) habla de la impaciencia y afán por concentrarse para hablar de un tema que claramente conoce pero que, al parecer, por las circunstancias de la entrevista tiene dificultades para recordar con fluidez. La continua repetición del ilustrador de su mano izquierda torna monótono el discurso y les resta fuerza a sus ideas.

02:11. Tenemos hoy todos los bogotanos, el metro… Cuando el periodista empieza hablar de este tema el alcalde electo vuelve a levantar el mentón (M53), es un gesto recurrente antes de empezar a hablar sobre temas que, al parecer, son de gran significancia o muy incómodos; este gesto es acompañado con el desplazamiento de su mandíbula hacia adelante (AD29) y la exhibición de sus dientes inferiores, gestos que evidencian rabia contenida o sentirse amenazado.

Penalosa003

Mientras escucha el contexto de la pregunta Peñalosa traga saliva (BC80), una clara reacción negativa frente al tema. Lo anterior es confirmado (02:17) cuando busca controlarse empujando su pómulo izquierdo con la lengua (AD36), está bajo ansiedad y quiere controlarla. Se repite aquí la acomodación en la silla junto al ajuste de su chaqueta, recursos utilizados para intentar tranquilizarse.

03:24. La ciudad está desesperada… Al periodista preguntarle por quién va a ser su secretario de movilidad, Peñalosa vuelve a exhibir gestos de ansiedad y nerviosismo. Después de una sonrisa forzada pasea su lengua (AD37) por ambas comisuras de sus labios y empuja los pómulos con ella (AD36), con esto busca evitar la resequedad de sus labios, estirar un poco los músculos de la cara y relajarse.

Penalosa004

03:54. ¿El de la U me reclama?… Se presenta aquí una auténtica sorpresa, también incredulidad, del alcalde electo que se refleja con claridad en el rostro: la parte externa de sus cejas sube (AU2)*** y su boca se abre (AU25), cierra la expresión con una sonrisa verdadera.

Penalosa005

Es un momento agradable para el entrevistado, justo antes de esto acariciaba su barba, un intento más de tranquilizarse.

03:57: Yo por ejemplo me inscribí gracias a 200 mil ciudadanos… Poco antes de decir esta frase Peñalosa eleva el labio superior de forma unilateral, un gesto que se puede confundir con asco pero que en realidad es indignación (AU10), tal vez por haberse visto obligado a recurrir a firmas al no poder recibir el apoyo de algún partido constituido, como el Partido Verde al que pertenecía.

04:08. Lo único importante es que sean personas buenas… Esto lo dice el alcalde electo al ser interrogado si va a conformar su gobierno con personas de los partidos que lo apoyaron durante la campaña; justo en el momento que termina la frase dibuja una sonrisa que deja entrever que, al parecer, no será solo este el criterio que utilizará para elegir a sus colaboradores.

Penalosa006

04:14. Yo el único objetivo que tengo… Para confirmar que el único objetivo que tiene es trabajar por la ciudad, Peñalosa lleva la mano izquierda contra su pecho y, contrario a las ocasiones en que se acomodó en la silla para sacudirse la tensión, en esta oportunidad se impulsa hacia delante del asiento en que se encuentra en clara muestra de querer transmitirle a sus futuros gobernados que su propósito es, en verdad, hacer el mejor gobierno posible.

Es claro que el alcalde Enrique Peñalosa sabe lo que debe hacer para construir la Bogotá que les prometió a los habitantes de esta ciudad. Por eso es tan importante que logre manejar, de la mejor manera posible, su lenguaje corporal, gestual y verbal para que consiga ser un excelente vocero de sí mismo, de sus ideas, tener mayor seguridad al hablar frente a los medios de comunicación, proyectar mayor confianza y consolidar su liderazgo, confianza y credibilidad.

¿Cree usted que al mostrarse dubitativo en una entrevista como ésta el Alcalde Peñalosa resta credibilidad a sus palabras y futuros proyectos?

*(M) Clasificación de los movimientos hechos en el espacio por el cuerpo humano

**  (BCs) (Behavior Code) Hacen referencia de forma directa al comportamiento.

 ***  (AUs). Facial Acción Coding System (FACS), método para clasificar los movimientos asociados a los músculos de la cara.

2016-12-21T11:07:51+00:00

Sobre el autor:

Feliciano Giraldo Ortiz

Feliciano Giraldo Ortiz es especialista en comunicaciones estratégicas organizacionales. Certificado Internacional en Kinesics Coaching. Contáctale en nuestra Red.